Inicio   >   Blog  > BENCHMARKING

BENCHMARKING

El benchmarking es una práctica que consiste en tomar como referentes los productos, servicios o procesos de otra empresa de tu mismo rubro que consideras líder. Esto sirve como punto de comparación con tu propio negocio, para que puedas perfeccionarlo.

Gracias a esta estrategia, puedes saber cuál es la manera óptima de hacer las cosas. El benchmarking te ofrece muchas ventajas: reducir riesgos, posicionarse en el mercado y mejorar la calidad de los productos y servicios que ofreces. Además, aumenta la productividad y apoya la innovación, manteniendo la competitividad del negocio. Todo a un costo mucho más bajo que otras estrategias empresariales.

Ahora bien, debes tener en cuenta que existen distintos tipos y formas de aplicarla. Veamos su clasificación y los beneficios que ofrece cada una.

Tipos de benchmarking que hay y sus ventajas

Hay distintas posibilidades a la hora de hacer benchmarking. Conoce cuáles son sus tipos y qué te ofrece cada uno de ellos. En especial, si se trata de una empresa de logística:

Interno

Es el que se aplica al interior de la propia empresa. Es muy común en las grandes corporaciones que poseen un gran número de departamentos. También se utilizan conglomerados, es decir, compañías que aglutinan diferentes firmas y marcas. Por ejemplo, las multinacionales.

Permite analizar y evaluar las distintas áreas, comparándolas entre sí para detectar sus fortalezas y debilidades. Con esta herramienta, podemos saber qué puede aprender un área de otra y cuáles son los aciertos de cada una.

En el ámbito de la logística, el benchmarking interno sirve para medir la eficiencia de los procesos de productividad, distribución y entrega. Detectar puntos débiles en la cadena es el punto de partida para crear un plan de optimización. Esto reducirá pérdidas de tiempo y dinero en cada uno de los sectores de la empresa logística.

Benchmarking competitivo

Este tipo mide la realidad de tus principales competidores, comparando sus procesos, productos y servicios con los de tu propio negocio. De esta forma, permite diseñar estrategias de mejora para superar a otras empresas del sector.

Es una táctica muy eficaz para aprender de los grandes líderes y crecer ganando una posición más sólida en el mercado. No obstante, es importante tener en cuenta sus costos. Ninguna empresa estará dispuesta a colaborar contigo brindándote información sobre su negocio. Así, deberás invertir más recursos y tiempo para conseguirla.

En empresas de logística, este tipo se centra en la medición de ciertos indicadores específicos de la competencia, como, por ejemplo:

  • Ratio de devoluciones y reprocesos.
  • Promedio de tiempos de entrega.
  • Ofrecimiento o no de servicios complementarios.
  • Presencia de soluciones integrales en logística y distribución.
  • Seguridad, transparencia y eficiencia de los procesos.

Funcional

Se trata de comparar prácticas idénticas o muy similares que se utilizan para cumplir la misma función en empresas de otro nicho. Este es uno de los tipos de benchmarking que se aplican cuando no tienes acceso a información de tu competencia directa.

Por ejemplo, una compañía de servicios informáticos, combustibles o logística, pueden tener estrategias similares para mejorar la productividad de los trabajadores, optimizar el inventario o reducir sus costos de transporte. Así, se trata de investigar distintas posibilidades para aplicar en tu propio negocio.

Genérico

Investiga procesos de distintos negocios sin relación entre sí, pero que se pueden aplicar de forma similar, o exactamente igual, en cualquier industria. Por ejemplo, la gestión de la contabilidad, la aplicación de normas de calidad o el uso de ciertos sistemas de seguridad.

Esto significa que podemos realizar una planificación estratégica basándonos en las buenas prácticas de otras compañías. Por ejemplo, una empresa de logística puede imitar el sistema de envíos que tiene una tienda de ropa online. 

Pasos para implementar el benchmarking en logística

El benchmarking consta de una serie de pasos que debes seguir para obtener resultados satisfactorios. Veamos cómo adaptarlo a tus necesidades de envío y distribución:

Detectar los procesos críticos para la empresa

Cada compañía cumple con ciclos propios y crea su propia cadena comercial-productiva. Detectar estos procesos es clave para, más adelante, identificar las mejores prácticas de otras empresas y aplicarlos en tu propio negocio. Específicamente en el área de la logística, el benchmarking se basa en los procesos que integran la cadena de suministro. ¿Cuáles son fundamentales?:

  • Mano de obra necesaria para la distribución.
  • Tareas de carga y descarga.
  • Flete y transporte.
  • Procesos relacionados con el stock.

Una técnica para detectar estos procesos críticos para la compañía es dividir los sectores operativos en subsecciones y asignarle métricas específicas a cada uno. Esto permitirá ir midiendo su desarrollo a través del tiempo. Por lo general, se conocen como KPIs o “indicadores clave de desempeño”, y se pueden usar en cualquier tipo de negocio.

Encontrar a las empresas líderes en el sector

Este es un paso esencial en cualquier estrategia de benchmarking: identificar a tu competencia. La idea es que puedas comparar tu negocio con otros del mismo sector de mercado. 

Sin embargo, resultaría imposible estudiar a todas las empresas que podrían ser, potencialmente, tu competencia. Entonces, debes realizar una selección limitándote a las empresas líderes de tu mismo nicho de mercado. Un número estimativo es entre 5 y 10 compañías. Debes tener en cuenta: 

  • Competidores directos: incluye aquellos negocios similares al tuyo en su oferta comercial, ubicación y tamaño.
  • Compañías aspiracionales: son las que ya están bien posicionadas en el mercado y se han convertido en verdaderos referentes del nicho.

De cada tipo de competidor puedes extraer aquellas prácticas que estén dándoles buenos resultados para mantenerse y crecer en el mercado. 

3. Recolectar información de valor

La recopilación de datos no puede ser al azar. Debes centrarte en aquella información de la competencia que te sirva para comparar y mejorar tu propio negocio. Estas son las principales técnicas que puedes usar para hacerlo:

  • Directa: la información de primera mano que te dan quienes se han relacionado con estas empresas. Por ejemplo, proveedores, clientes o antiguos empleados.
  • Indirecta: surge del estudio de datos publicados por la propia competencia. Entre ellos, su presencia en redes sociales, catálogos, encuestas, análisis de productos.
  • Cooperativa: en algunos casos, las empresas acuerdan intercambiar información de valor para aprender unas de otras. Por supuesto, cada una cuida qué datos comparte y cuáles no.

No hace falta que apliques todas estas técnicas en tu estrategia de benchmarking. En realidad, depende de los recursos que tengas y de tu grado de acceso a la información. Una buena investigación necesita tiempo, dinero y personal capacitado. Además, depende del nivel de transparencia de las empresas competidoras.

Adaptar las prácticas al propio negocio

Después de haber recogido la información, debes ordenarla y analizarla. Así podrás detectar cuáles son aquellos procedimientos y estándares que puedes replicar. Eso sí, es importante adaptarlos a las necesidades del propio negocio.

Algunas de las prácticas más útiles para integrar en logística son rendimiento de los proveedores, gestión de nuevos pedidos, política de devoluciones, tasas de entrega al consumidor, gastos asociados al inventario, ciclo de stock y distribución.

De todas maneras, cada empresa es única y tendrá sus propias áreas de mejora, dificultades e, incluso, potencial. Por eso, es importante tomarse un tiempo para procesar los resultados obtenidos y diseñar un plan para optimizar procesos específicos.

El benchmarking es una estrategia efectiva y de bajo costo para mejorar todos los procesos de un negocio. Sigue estos pasos y elige el tipo de estrategia que mejor se adapte a los requerimientos logísticos de la empresa.

Artículos Relacionados


perfil del consumidor

PERFIL DEL CONSUMIDOR LÓGISTICO: CLAVE DEL ÉXITO EN EL SECTOR

Es evidente que vivimos una época de transformación en la forma de hacer negocios en el mundo y la manera en que las empresas asumen sus retos ante la continua renovación que tienen los clientes en lo que a necesidades respecta. Para el sector logístico, no es la excepción, y comprender el perfil del consumidor logístico se vuelve no en una necesidad, sino en una obligación dentro de la industria.

Read More


0 Comments12 Minutes

INVENTARIO DE TU EMPRESA Y 5 FORMAS DE ORGANIZARLO EXITOSAMENTE

Un inventario organizado significa incremento en el valor de tus activos y, si aplicas estos nuevos 5 consejos, mejorará tú productividad.

Read More


0 Comments12 Minutes

FULFILLMENT

El proceso de fulfillment permite que tus clientes reciban sus pedidos como se prometieron al menor tiempo y costo posible. Aprende sus claves.

Read More


0 Comments9 Minutes

VENTAS POR INTERNET

Las ventas por Internet están creciendo cada vez más. Conoce las cinco claves para sumarte al ecommerce desde las redes sociales y desarrollar tu negocio.

Read More


0 Comments7 Minutes

GESTIÓN LOGÍSTICA

La gestión logística es clave para comenzar tu negocio y posicionarte en el mercado global. En este artículo te decimos cuáles son los pasos que necesitas.

Read More


0 Comments7 Minutes

CÓMO TENER ESTRATEGIAS DE DISTRIBUCIÓN EFECTIVAS

Las estrategias de distribución son una necesidad primordial para cualquier empresa hoy en día. Aquí te contamos todo lo que necesitas saber sobre ellas.

Read More


0 Comments7 Minutes